TU NO ESTAS SOLO EN ESTE MUNDO SI TE GUSTO UN ARTICULO, COMPARTELO, ENVIALO A LAS REDES SOCIALES, TWITTER, FACEBOOK.

lunes, febrero 10, 2014

ANTE DESACELERACIÓN DE LA ECONOMÍA CHILENA

ALBERTO ARENAS Y LUIS FELIPE CÉSPEDES YA RECLUTAN A SUS EQUIPOS DE ASESORES

Ministros de Hacienda y Economía de Bachelet coordinan acciones para enfrentar desaceleración

La idea es construir una dupla fuerte y coordinada que mantenga dinamismo económico y la creación de empleo, y atraiga inversión extranjera.

 
Artículos Relacionados

Por a. Chávez y R. Carrasco



Trabajo en equipo y no con agendas paralelas, esa es la instrucción que entregó la presidenta electa Michelle Bachelet a los futuros ministros de Hacienda, Alberto Arenas, y de Economía, Luis Felipe Céspedes, con el objetivo de hacer frente a la desaceleración de la economía y evitar conflictos entre dos carteras fundamentales para mantener el dinamismo del país.

De hecho, Céspedes -una vez nominado- recibió de parte del comando que lideró el ex director de Presupuestos una carpeta de 30 páginas con los énfasis que tendrá la cartera que comandará y de todos los organismos dependientes con los que interactuará.

La dupla deberá acometer una serie de compromisos y proyectos establecidos en la hoja de ruta de la presidenta Bachelet. En este sentido, tiene prioridad la Agenda de Productividad, Innovación y Crecimiento Económico, que buscará destrabar los lomos de toro en sectores claves para el desarrollo productivo, como inversión en concesiones y evaluar medidas que permitan atenuar el impacto de los altos costos energéticos que enfrenta el país.

De ahí que para la segunda quincena de febrero o, a más tardar a inicios de marzo, se espera la reunión del "comité económico" que integrarían Hacienda, Economía, Energía y Minería.

El reto no es menor. De acuerdo a las últimas cifras del Banco Central, la economía pasó de crecer a un ritmo de 5,6% en 2012 a uno de 4% en 2013.



Primeros proyectos 


Un punto a favor en la trabajo coordinado deriva de la estrecha relación cultivada por los futuros ministros. De hecho, Arenas -quien fue el encargado del programa de Bachelet- se jugó porque Céspedes fuera su "partner" en Economía.

Durante la conformación del programa, el próximo titular de Hacienda mantuvo permanente contacto con Céspedes, a quien consultaba opinión respecto de diversos temas. 

Es más, algunas fuentes cercanas al futuro ministro de Hacienda han señalado que ya están redactados los borradores de los primeros proyectos de ley de la cartera de Economía. 

Se trata del que fortalece al Sernac ampliando sus atribuciones y fiscalizaciones a diversos ámbitos resguardando los derechos de los consumidores; y del que reformula el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), que tiene como uno de sus pilares centrales el aumento de las remuneraciones para el personal.

La idea, además, es que Céspedes siga aportando desde sus fortalezas en materia fiscal. Por lo mismo, durante la próxima administración el Ministerio de Economía se ampliará a otros ejes vinculados con la política económica fiscal e innovación y crecimiento. Adicionalmente, a la gestión del futuro ministro de Economía se le quiere vincular más a los temas ligados a la inversión extranjera. 

Al respecto, un parlamentario de la Nueva Mayoría señala que Hacienda y Economía tendrán una labor intensa y que en ese sentido "esperamos que haya reformas microeconómicas que permitan aumentar la innovación, mayor capacitación de la fuerza laboral, mercados más competitivos y transparentes, se abaraten costos de energía; eso ayudará a superar el bajo crecimiento del país".



Conformación de equipos


El futuro jefe de las finanzas públicas ya reclutó a gran parte de su equipo económico con el que llegará a Teatinos 120. Se trata entre otros de Claudio Soto, Enrique París, Jorge Rodríguez, Julio Valladares y Macarena Lobos, ex Cieplan. 

Céspedes, por su parte, se encuentra en el proceso para seleccionar a su gente. Sin embargo, trascendió que el jefe de asesores sería Cristóbal Marshall, un joven economista cercano también al ex ministro de Hacienda Andrés Velasco, quien además le había encargado la conformación de su think tank. De todas formas, a mediados de febrero, cuando regrese de sus vacaciones, el futuro ministro terminará de resolver los nombres para comenzar de inmediato la coordinación con las autoridades salientes.




Diseño con historia 


En todo caso, el diseño a implementar por Arenas y Céspedes, ya tiene historia, pues fue la misma lógica que buscó Bachelet en su primer mandato, con Andrés Velasco en Hacienda y Hugo Lavados en Economía, quienes, al igual que Arenas y Céspedes, mantenían una afinidad de antigua data pues habían trabajado juntos en el gobierno de Patricio Aylwin. 

Lavados recuerda que "a muy poco de haber asumido me tocó la crisis que se desató a mediados de 2008. En ese escenario, fue una definición de la presidenta Bachelet la idea de tener una coordinación estrecha de todo el equipo económico, particularmente de Hacienda y Economía".

Y agrega que "desde el comienzo trabajamos bastante coordinados, además con Andrés Velasco teníamos un conocimiento previo en los gobiernos de la Concertación, el año '90, cuando fui designado superintendente de Valores y Seguros y Velasco era el jefe de gabinete del ministro de Hacienda, Alejandro Foxley, nos conocíamos, teníamos pensamientos parecidos y había una complicidad".

Economistas ven necesidad de reactivar política de concesiones e inversión

Por Cristián Bastías Flores

Al proyectar el panorama económico que mostrará el país durante el presente año, la mayoría de los economistas coinciden en que se verá un crecimiento bastante parecido con el cierre de 2013, es decir, una expansión cercana al 4%.
Sin embargo, la tendencia del mercado durante los últimos meses, y ante el surgimiento de nuevos datos, ha sido recortar la proyección de crecimiento. De ahí que varios economistas aseguran que incluso se podría llegar a un 3,0%, como señaló hace unos días el economista de la Universidad Gabriela Mistral, Erik Haindl.
Dentro de este contexto, economistas consultados por DF, afirman que la desaceleración no debiese tener un , por lo que no sería necesario la utilización de medidas contra cíclicas aunque sí distintas políticas focalizadas que reimpulsen la inversión.
Como señala el economista de Gemines, Alejandro Fernández, "no hay evidencia de que la economía llegue a desacelerarse para que pueda entrar en recesión. Yo tengo la impresión más bien de que la economía tocó fondo en el cuarto trimestre del año pasado, como resultado de la caída de la inversión y que, de aquí en adelante, más bien debería empezar a recuperarse a mediados de año".
En ese sentido, asegura que no hay nada que permita justificar la implementación de medidas fiscales contracíclicas y que si bien las reservas monetarias están relativamente altas, "no es un argumento para afirmar que hay que gastarlas".
En la misma línea, el economista de Aserta, Hernán Frigolett, destaca que si bien no hay necesidad de utilizar políticas contracíclicas como las que se implementaron durante la crisis de 2008-2009, si harían falta algunas medidas que incentiven la inversión.
"Lo que hizo Andrés Velasco con la política contracíclica fue en un contexto de recesión, que no es el caso ahora. Hoy estamos en una situación de desaceleración de la economía chilena y lo que hay que tratar de hacer es fortalecer el proceso de inversiones en Chile. Ahí yo creo que las inversiones del sector privado deben ser incentivadas por la vía de instrumentos de gasto e instrumentos de estímulos", afirmó Frigolett.
Agregó que "habría que utilizar algún tipo de herramienta que tenga que ver con las concesiones, porque en el presupuesto en general es difícil poder aumentar el gasto".

Coordinación Hacienda - Banco Central
Por otra parte, consultado por cuál debiese ser el trabajo conjunto entre el ministerio de Hacienda y el Banco Central, Fernández destaca que "independiente de quien esté como autoridad, la relación entre ambas instituciones ha sido de permanente cooperación. Creo que ha habido un proceso de aprendizaje ahí, que ha perfeccionado mucho la relación entre ambas instituciones y no creo que eso vaya a funcionar de una manera distinta a como ha funcionado en los últimos años".
De igual manera, destaca que "tomando en cuenta que el Banco Central está embarcado en una política monetaria expansiva, difícilmente va a haber conflicto con el ministerio de Hacienda, al menos en el corto plazo".
Frigolett, en tanto, agrega que hasta el momento la política monetaria está siendo bastante anticíclica, desde el punto de vista de disminuir la tasa de interés para por esa vía poder bajar el costo de financiamiento de la inversión.
Sin embargo, destaca que uno de los desafíos será precisamente la condición de inversiones energéticas, para que los proyectos de inversión puedan desarrollarse de manera adecuada. Energía es un sector clave y tanto el sector público como privado deberían desarrollar una fórmula que permita que el sector energético tenga un impulso fuerte en el país".

 

 

las discrepancias de ambas carteras

Primero fue Juan Andrés Fontaine y luego el ex presidenciable y otrora senador UDI, Pablo Longueira, predecesores de Félix De Vicente en el ministerio de Economía, con quienes el actual titular de las finanzas públicas, Felipe Larraín, enfrentó una serie de discrepancias que marcaron el inicio de la gestión y que debió sortear para lograr un trabajo coordinado. Sobre las diferencias que mantuvo con Fontaine, poco se supo dado el bajo perfil que caracterizan al economista, salvo la molestia que le generaban al jefe de la billetera fiscal las opiniones que emitía Fontaine sobre los temas macro, pues entraba en un área de su competencia.

Con Longueira esas diferencias se agudizaron. El ex senador además de haber tenido un alto perfil público, antes de asumir la cartera ya había manifestado criticas a algunos proyectos impulsados por Hacienda, como el bono Bodas de Oro y la eliminación del 7% de las cotizaciones en salud a los jubilados. El punto más álgido de esas discrepancias fue la discusión por la eliminación del Impuesto Específico a los Combustibles, que también enfrentó a los parlamentarios de la UDI y RN. La tensión pasó y si bien ambos aseguraban tener un trabajo coordinado, cada uno tenía su propia agenda.

Las tareas de hacienda

El programa de gobierno de la Nueva Mayoría establece para Hacienda el desafío de realizar reformas para aumentar el crecimiento potencial de manera sostenida, "un crecimiento estimado en torno al 4% en 2014. Sin embargo, a partir del 2015 retomaremos la senda sostenida de crecimiento y en la segunda mitad de la próxima administración, Chile crecerá en torno al 5%, es decir, al nivel de su PIB potencial".

Una tarea central es la reforma tributaria en la cual se espera aumentar los ingresos permanentes del Fisco en 3% del PIB en régimen. Se indica también que "recuperaremos la senda de la responsabilidad fiscal en la administración de las finanzas públicas, que es la base para que el Estado pueda sostener sus compromisos en el mediano y largo plazo. Para ello se reforzará la ley sobre responsabilidad fiscal que aprobamos en 2006 y realizaremos todos los esfuerzos para retornar a balance estructural en 2018".

Los desafíos de economía

El programa de gobierno plantea los siguientes ejes:

"La Agenda de Productividad, Innovación y Crecimiento Económico, que contempla acciones en cuatro áreas estratégicas: políticas de competencia, modernización del Estado, desarrollo productivo, e innovación".

"Aumentaremos sostenida y fuertemente la productividad, elevando la inversión en ciencia, tecnología e innovación y generando estímulos para su aplicación en la solución de los problemas del país".

"Fortalecer la institucionalidad pública pro competencia y de protección a los consumidores, para darle gobernabilidad al crecimiento económico".

"Fortalecer al ministro de Economía en su rol de autoridad responsable en el campo de la innovación y el desarrollo productivo, creando la subsecretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación".

fondos soberanos en niveles de 2008

Una de las principales herramientas a las que echó mano el ex ministro de Hacienda, Andrés Velasco, para enfrentar la crisis económica de 2008 y 2009 fueron los fondos soberanos. En 2008, el Fondo de Estabilización Económica y Social (FEES) acumulaba US$ 20.210,68 millones, tras la decisión de las autoridades de la época de ahorrar en pleno "boom" del cobre. Luego de eso, solo en 2009 se retiró casi la mitad de ese monto para financiar distintas medidas para estimular la economía. Lo cierto es que en octubre de 2013, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, anunció que los fondos soberanos alcanzaron los montos pre crisis de 2008 y 2009. "Hemos contribuido más de lo que la ley establece, es decir, hemos contribuido voluntariamente al fondo de estabilización económico social para recuperarlo", señaló.
Al cierre de 2013, entre el FEES y el Fondo de Reserva de Pensiones (FRP) acumularon US$ 22.754,2 millones.

Fuente:

Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
Diplomado en Coaching Ejecutivo ONU( 
  • PUEDES LEERNOS EN FACEBOOK
 
 
 
 CEL: 93934521
Santiago- Chile
Soliciten nuestros cursos de capacitación  y consultoría en GERENCIA ADMINISTRACION PUBLICA -LIDERAZGO -  GESTION DEL CONOCIMIENTO - RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL – LOBBY – COACHING EMPRESARIAL-ENERGIAS RENOVABLES   ,  asesorías a nivel nacional e  internacional y están disponibles  para OTEC Y OTIC en Chile

No hay comentarios.: